Incapacidad laboral: qué es, tipos y cómo solicitarla

Incapacidad laboral

Se habla de incapacidad laboral cuando una persona que no ha llegado a la edad de jubilación se encuentra o adquiere una situación que le imposibilita o dificulta el continuar desempeñando su actividad laboral o cualquier otra. Esto puede deberse a variadas causas y tiene además diversos grados.

Por todo ello y de acuerdo a esos factores existen diversos grados de incapacidad permanente y las prestaciones económicas a las que tienen derecho las personas que se encuentran en esas condiciones son también diferentes.

Podemos ayudarle

Somos abogados especialistas en incapacidades laborales en Barcelona. Si necesita un despacho con amplia experiencia en la materia, contacte con nosotros e infórmese sin compromiso.

Contacte con nosotros

Tipos de incapacidad laboral

La incapacidad laboral puede originarse:

  • Derivada de una enfermedad común o una laboral.
  • De un accidente común o uno laboral.

En cuanto al grado de incapacidad, esta puede ser:

  1. Temporal.
  2. Permanente.

Incapacidad laboral temporal

Se da cuando un trabajador se ve obligado a recibir asistencia médica a causa de alguna enfermedad o accidente, que le impiden temporalmente realizar sus actividades laborales.

Esta condición se conoce también como baja médica y puede llegar a tener una duración máxima de 12 meses, prorrogables hasta 6 meses más (e incluso éstos, prorrogables hasta un máximo de 6 meses más hasta alcanzar los 24 meses).

Incapacidad laboral permanente

Se produce cuando la persona sufre una reducción funcional o fisiológica grave que anula o dificulta su capacidad para trabajar.

Cuando un trabajador ha estado de baja médica por el tiempo máximo permitido, ha recibido los tratamientos adecuados y no mejora ni recupera la condición que le permitiría retomar su trabajo, y se estima que la incapacidad puede ser permanente o no se puede calcular el tiempo que requerirá para recuperarse, su situación debería de pasar a ser catalogada como de incapacidad laboral permanente (aunque no siempre sea así).

La incapacidad laboral permanente puede ser parcial, total, absoluta o gran invalidez. Se considera que la incapacidad laboral permanente parcial y la total estarían inhabilitando al trabajador sólo en lo que es el desempeño de su profesión habitual, pero no lo incapacitan para hacer otras labores diferentes.

La profesión habitual del trabajador es la que este haya venido desempeñando durante los últimos 12 meses. Pero si la causa de la incapacidad ha sido un accidente laboral o no, se considerará profesión habitual del trabajador la que estuviese desempeñando en el momento del accidente, independientemente del tiempo que llevara ejerciéndola.

Los grados dentro de la incapacidad laboral permanente

Las características específicas de cada una de estas categorías son:

Incapacidad laboral permanente parcial

En este grado la persona presenta una disminución no menor del 33% del rendimiento para el trabajo habitual que realiza. Esto significa que puede continuar desempeñando su profesión habitual, pero con ciertas dificultades.

Una persona en esta condición tiene derecho a recibir una prestación económica equivalente a 24 mensualidades de la base reguladora. Este importe lo recibirá en un pago único. Esta prestación económica puede recibirse conjuntamente con la prestación económica (salario) correspondiente a la profesión habitual.

Incapacidad laboral permanente total

En ese caso la persona no está en capacidad de desempeñar su trabajo o profesión habitual, pero puede realizar un tipo de trabajo diferente.

La persona que se encuentre en esta condición tiene derecho a recibir una prestación económica mensual de forma vitalicia por un importe que corresponde al 55% de la base reguladora (si es menor de 55 años).

Si dicha persona tuviera 55 años o más y no estuviera desempeñando ninguna otra profesión por la que estuviera cotizando, el importe que cobraría se corresponde con el 75% de la base reguladora (Incapacidad Permanente Total Cualificada).

Esa pensión mensual es compatible con el salario que recibirá por la realización de un trabajo distinto al que fuera su trabajo habitual.

Las personas que se encuentren en estado de incapacidad laboral permanente total tienen además derecho a recibir otras ayudas económicas, sociales y fiscales.

Incapacidad laboral permanente absoluta

En ese caso la persona está imposibilitada para realizar cualquier tipo de trabajo. Podrá solamente eventualmente realizar ciertos trabajos específicos en Centros Especiales de Empleo destinados a personas con discapacidad.

La prestación económica que recibe una persona con incapacidad laboral permanente absoluta consiste en una pensión mensual de un 100% de la base reguladora. Igualmente, quien se encuentre en esa condición tiene derecho a otras ayudas económicas, sociales y fiscales.

Gran invalidez

Es el grado máximo de incapacidad permanente laboral. Se considera gran invalidez cuando la persona, además de no poder realizar ningún trabajo, requiere de asistencia de una tercera persona para desenvolverse en actividades de la vida cotidiana (actividades básicas de la vida diaria o ABVD)..

La prestación económica que recibe una persona con gran invalidez es una pensión mensual de un 100% de la base reguladora. En este estadio se recibe además un complemento por gran invalidez. Este complemento es del 50% de dicha base reguladora.

¿Cómo solicitar una pensión por incapacidad laboral?

Para proceder a solicitar una pensión por incapacidad laboral permanente en primer lugar se debe reunir toda la información sobre las condiciones, enfermedades, patologías o accidente(s) que estén causando el impedimento o la problemática médica que afecta al ámbito laboral.

Para ello es indispensable tener toda la información de la historia clínica del solicitante.

Si la incapacidad se deriva de una enfermedad o accidente profesional se debe contar también con todos los partes de medicina ocupacional que así lo indiquen.

Para iniciar el procedimiento, el trabajador o solicitante deberá llenar una solicitud formal que se encuentra en la página web del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. La solicitud puede presentarse en cualquiera de los centros de información y atención del INSS.

Se puede pedir cita previa y también se puede hacer a través de la sede electrónica del INSS o presentándose en el registro presencial de las oficinas del INSS.

La solicitud deberá ir acompañada de copia del DNI del solicitante, así como de todos los documentos y soportes que informen sobre el estado de salud que presenta la persona.

Si finalmente no se reconoce la incapacidad por vía administrativa, se podrá proceder por vía judicial para reclamar el reconocimiento del grado de incapacidad deseado.

Siempre es recomendable buscar la asesoría de abogados especialistas en la materia para lograr que las solicitudes estén bien sustentadas y el solicitante reciba la prestación económica que le corresponde.

Concertar cita
Puede llamarnos al 93 459 42 19 o dejarnos su nombre y teléfono para que nos pongamos en contacto con usted.



    ¿Por qué debería escogernos?
    Atención personalizada
    Expertos en Incapacidades Laborales
    Experiencia de más de 40 años
    Rápida respuesta
    ¿Dónde encontrarnos?
    Av. Diagonal, 402, 4º 1ª 08037 Barcelona, Cataluña 93 459 42 19 contacte@merinoadvocatsbcn.com